Auditing | Nueva normal contable sobre arrendamientos (IFRS 16) afecta la imagen de empresa
Acumulamos más de 25 años de experiencia ofreciendo el servicio de auditoría. Somos expertos en asesoramiento fiscal, mercantil y contable.
15915
single,single-post,postid-15915,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-6.7,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Nueva normal contable sobre arrendamientos (IFRS 16) afecta la imagen de empresa

maxresdefault

31 Mar Nueva normal contable sobre arrendamientos (IFRS 16) afecta la imagen de empresa

La aprobación de la nueva norma contable sobre arrendamientos (IFRS 16) afecta significativamente a la imagen de las empresas.

El IASB acaba de publicar la nueva norma de arrendamientos NIIF 16 que sustituirá los criterios de reconocimiento, valoración y desglose contenidos en la actual NIC 17 para los ejercicios que se inicien a partir del 1 de enero de 2019. En el momento del reconocimiento inicial del contrato el arrendatario deberá reconocer, sujeto a determinadas excepciones, un activo (derecho de uso) y pasivo (deuda) por un importe equivalente al valor actual de los pagos futuros del contrato. El derecho de uso será objeto de amortización sistemática durante el plazo del arrendamiento. Asimismo, se reconocerá en las cuentas un gasto financiero por los intereses relacionados con el pago de las cantidades aplazadas. De  esta forma, el gasto de arrendamiento lineal que se desprende de la actual norma se verá sustituido por un gasto de amortización constante y por unos gastos financieros decrecientes, lo que alterará el resultado final del ejercicio.

Este cambio normativo va a provocar un reconocimiento en el balance de los denominados pasivos fuera de balance, que hasta ahora eran objeto de información en la memoria. Esta cuestión no ha estado desprovista de polémica, y por ello la norma ha tardado muchos años en aprobarse. Según algunos estudios, la aplicación de esta norma puede suponer un aumento de la deuda de las empresas del IBEX-35 en 40.000 millones de euros, en concepto del valor de los compromisos futuros por alquileres que deberán pasar a sus balances. Aparecerán en el activo como un derecho de uso de los equipos arrendados, y en el pasivo como deuda con los arrendadores. El ratio de endeudamiento de estas empresas puede verse seriamente afectado.

Joan Palomeras Admetller Socio linkedin