Auditing | Nueva obligación para el 2018: el informe de sostenibilidad
Acumulamos más de 25 años de experiencia ofreciendo el servicio de auditoría. Somos expertos en asesoramiento fiscal, mercantil y contable.
16819
single,single-post,postid-16819,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-6.7,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Nueva obligación para el 2018: el informe de sostenibilidad

auditing-slider-3

15 Ene Nueva obligación para el 2018: el informe de sostenibilidad

El pasado Noviembre entró en vigor el Real Decreto-Ley que traspone la Directiva europea de información no financiera y diversidad, que ha llevado a realizar cambios en el Código de Comercio, la Ley de Sociedades de Capital y la Ley de Auditoría. La norma pretende identificar riesgos para mejorar la sostenibilidad y aumentar la confianza de los inversores, consumidores y la sociedad a través de la ampliación de información no financiera por parte de las compañías, sobre todo, de factores ambientales y sociales, así como de respeto a los derechos humanos y de lucha contra la corrupción.

Esto implica que la comunicación de las empresas en materia de gobierno, ambiental y social abre un nuevo capítulo en 2018 como consecuencia de estos cambios legislativos dirigidos a que las compañías amplíen la transparencia que ofrecen a los mercados y a sus grupos de interés. Algunos de estos cambios normativos son de obligado cumplimiento en Europa, por lo que las sociedades españolas también tendrán que adaptar su información a los nuevos parámetros.

En cumplimiento de esta Directiva las empresas que superen los 500 trabajadores (o durante dos ejercicios, tengan más de 250 empleados de media), su cifra de negocio anual sobrepase los 40 millones de euros o las partidas del activo estén por encima de los 20 millones de euros, así como aquellas compañías cuya matriz tenga sede en un país comunitario tendrán que elaborar un informe especial (separado o integrado en su memoria anual).

Este informe deberá incorporar las políticas de resultados y riesgos vinculados a cuestiones ambientales, sociales, relacionadas con la plantilla, el respeto a los derechos humanos, la lucha contra la corrupción y el soborno y sobre detalles de su cadena de suministro y procedencia de los minerales de zonas afectadas por conflicto. La Comisión Europea estimó en su momento que 6.000 compañías (unas 600 de ellas en España) tendrían que cumplir estos requisitos.

De forma muy resumida, podemos decir que la información sobre medio ambiente recogerá los efectos actuales y previsibles de su impacto, el uso de energía renovable y/o no renovable y de agua, y las emisiones contaminantes. La relativa a cuestiones sociales y del personal, recogerá las medidas para garantizar la igualdad de género, las condiciones de trabajo, el diálogo social, el respeto de los derechos sindicales, la salud y seguridad en el trabajo y las relaciones con las comunidades locales. En materia de la lucha contra la corrupción y el soborno, la información sobre los procedimientos y recursos de control interno dedicados a prevenir estas conductas.

 

Joan Palomeras Admetller

Socio

linkedin