Auditing | Aspectos a destacar del nuevo informe de Auditoria
Acumulamos más de 25 años de experiencia ofreciendo el servicio de auditoría. Somos expertos en asesoramiento fiscal, mercantil y contable.
16792
single,single-post,postid-16792,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-6.7,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Aspectos a destacar del nuevo informe de Auditoria

calculator-paperclip-pen-office-66862

08 Nov Aspectos a destacar del nuevo informe de Auditoria

La redacción y elaboración de los informes de auditoría esta sistematizada desde que en 1991 se publicaron las Normas Técnicas de Auditoría de España por parte del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), las cuales contenían normas específicas para los informes. Posteriormente, en sucesivas resoluciones, se han ido modificando estas normas para alcanzar la denominada armonización internacional en materia de auditoría de cuentas.

Como ya hemos indicado en anteriores artículos de este blog, nos encontramos ante un nuevo informe de auditoría, diferente al que se venía emitiendo, en dos aspectos esenciales: estructura y contenido, con los cambios introducidos en la nueva regulación de diciembre de 2016,  de aplicación obligatoria en las auditorías que se iniciaron a partir del 17 de junio de 2016 y, por tanto, que afectará a los informes de auditoría del ejercicio cerrado a 31 de diciembre de 2017 que serán publicados en el año 2018,.

En cuanto a la estructura, el nuevo informe se ordena de manera distinta a como se venía haciendo. Pero el mayor cambio de profundidad está en el contenido. Y el cambio más interesante se encuentra en las denominadas” Cuestiones clave en la auditoría” (CCA)” o “Aspectos más relevantes de la auditoría (AMRA)”, según se trate de auditoría de entidades de interés público o no, respectivamente.

Tal como indica el ICAC, en el preámbulo de la Resolución de Diciembre de 2016, “se exige un informe más explicativo, que contenga información más relevante y específica que ayude, de un lado, a comprender la situación de la entidad auditada, e incluso, si procede, las áreas en las que la dirección aplica juicios significativos y complejos y los riesgos significativos específicos con los que se ha enfrentado el trabajo de auditoría; y de otro lado, a aclarar determinados conceptos que los usuarios pueden no comprender”. En otras palabras, el nuevo informe de auditoría suma un nuevo apartado muy interesante para inversores y terceros relacionados con la entidad auditada en donde se detalla cuáles han sido los riesgos más significativos detectados en el trabajo de auditoría, las respuestas a dichos riesgos por parte del auditor y los resultados obtenidos en las respuestas. No cabe duda de que la información ofrecida por el auditor en el nuevo informe será más relevante y transparente.

Por tanto, siendo importante la lectura del contenido íntegro del informe de auditoría, a partir de ahora, el usuario del informe debe dedicar especial atención a la opinión y a las CCA o AMRA que consten en el mismo. Las empresas auditadas deben asumir que esta nueva información, mucho más explicativa y extensa, debe figurar en el informe, pero que en algunas ocasiones puede ser fuente de discrepancias. Este hecho requerirá la habilidad habitual de los profesionales de la auditoría para mantener el difícil equilibrio entre independencia profesional, legalidad y conformidad del cliente.

Joan Palomeras Admetller

Socio

linkedin